Página principal

 

  Biblioteca Séneca
  Incunables
  Siglo XVI
  Siglo XVII
Investigación
  Tesis
Divulgación
  Mapas
Didáctica
De interés



Búsqueda en InterClassica


Universidad de Murcia
Vidas paralelas - Temístocles

 

Venidas á Artemisio las nuevas de lo ocurrido en Termópilas, sabedores de que Leonidas habia muerto, y de que Jerges tenía tomadas todas las avenidas por tierra, tiraron á salir de la Grecia tomando la retaguardia los Atenienses, y manteniéndose con ánimo elevado por los sucesos que hasta allí les habia proporcionado su virtud. Recorrió Temístocles el país, y en todos los parajes adonde vió que por necesidad habian de aportar ó acogérselos enemigos, grabó letras bien claras en pilares que por acaso encontró, ó que levantó él mismo en los apostaderos y abrevaderos, avisando por medio de ellas á los Jonios, que si les era posible, se pasasen á su bando, considerando que eran sus padres, que peleaban por su libertad de ellos; y cuando no, que en los combates hiciesen el daño posible á los bárbaros, tirando á desordenarlos. Esperaba con esto ó atraerlos efectivamente, ó causar un desórden, haciéndolos sospechosos á los bárbaros. Habiendo Jerges invadido por la parte superior de la Dorida las tierras de los Focenses ó incendiado sus ciudades, no se movían los Griegos á defenderse, por más que los Atenienses les rogaban que les saliesen al encuentro hácia la Beocia por delante del Ática, como ellos habian dado auxilio, adelantándose hasta Artemisio. Nadie se movió á darles oidos, y como sólo tuviesen la atencion en el Peloponeso, pensando en llevar todas las fuerzas al otro lado del Istmo, y en correr un muro por este de mar á mar, se irritaron los Atenienses con la idea de semejante traicion, y al mismo tiempo se desalentaron y cayeron de ánimo al ver que los dejaban solos; pues no pensaban en pelear con un ejército de tantos millares de hombres. El único recurso que al presente les quedaba, que era, abandonando la ciudad, atenerse á sus naves, los más lo oian con desagrado, como que de nada les servia la victoria, ni veian modo de salvamento, teniendo que desamparar los templos de sus Dioses y los sepulcros de sus padres.


 
Volver
Inicios | Agradecimientos | Sobre InterClassica | Servicio de notificaciones | Contacto | RSS RSS | Twitter Twitter

Fundación Séneca Universidad de Murcia Campus Mare Nostrum

Copyright © 2006 - 2022 InterClassica - Universidad de Murcia
InterClassica utiliza eZ publish™ como gestor de contenidos.
 
 
Contenido
Temístocles

          1-20
               1
               2
               3
               4
               5
               6
               7
               8
               9
             10
             11
             12
             13
             14
             15
             16
             17
             18
             19
             20
        21-32