Página principal

 

  Biblioteca Séneca
  Incunables
  Siglo XVI
  Siglo XVII
Investigación
  Tesis
Divulgación
  Mapas
Didáctica
De interés



Búsqueda en InterClassica


Universidad de Murcia
Vidas paralelas - Temístocles

 

Apénas se encargó del mando dió calor al pensamiento de trasladar los ciudadanos á las naves, persuadiéndoles que abandonando la ciudad, saliesen al encuentro al bárbaro por mar lo más lejos de la Grecia que se pudiese. Opusiéronsele muchos, y entónces condujo el ejército en union con los Lacedemonios á Tempe para defender allí la Tesalia, que todavía no se creia adicta á los Medos: luégo que de allí volvieron sin haber hecho nada, y que unidos los Tesalianos al Rey, todo fué de su partido hasta la Beocia, pusieron todavía mucho más los ojos los Atenienses en Temístocles para la guerra marítima, y lo enviaron con las naves á Artemisio á guardar los estrechos. Disponiendo entónces los Griegos que Euribiades y los Lacedemonios tuviesen el mando, y llevando muy á mal los Atenienses, los cuales en el número de naves excedian á todos los demas juntos, el ir á las órdenes de nadie, Temístocles, que conoció el peligro, cedió él mismo por sí el mando á Euribiades y sosegó á los Atenienses, ofreciéndoles que si se portaban como hombres de valor en la guerra, él haria que en adelante los Griegos les obedeciesen de su grado. Por esto es por lo que fué mirado como el principal autor de la salud de la Grecia, y de la señalada gloria á que subieron los Atenienses, venciendo con la fortaleza á los enemigos, y con el juicio y la prudencia á los aliados. Como llegado que hubo á Afetas la armada de los bárbaros, se hubiese asombrado Euribiades de tanto número de naves como tenía al frente; y sabiendo además que otras doscientas iban á tomar la vuelta de Esquíate, fuese de dictámen de salir cuanto ántes de la Grecia y marchar al Peloponeso, tomando tambien en la naves el ejército de tierra, por contemplar invencibles las fuerzas de mar que el Rey traia; los de la Eubea, temerosos de que los Griegos iban á desampararlos, hablaron de secreto con Temístocles, enviando para ello á Pelagon con una gran suma de dinero; y si bien la recibió aquél, fué, como dice Herodoto, para ponerla en manos de Euribiades. El que más se le oponía de sus ciudadanos era uno llamado Arquiteles, capitan de la nave sagrada; el cual, no teniendo con qué mantener su gente, instaba por que se retirasen; por lo mismo, Temístocles contra é1 principalmente irritó á los Atenienses, que llegaron hasta arrebatarle la comida que tenía dispuesta. Desalentarlo Arquiteles con esto, y llevándolo á mal, le envió Temístocles en una cesta la comida, reducida á pan y carne, y debajo le puso en dinero un talento, con órden de que comiese él entónces, y al otro dia cuidase de la tripulacion, pues de lo contrario publicaría á gritos entre los ciudadanos, que el dinero le habia venido de los enemigos; y esta particularidad la refirió Fanias el de Lesbos.


 
Volver
Inicios | Agradecimientos | Sobre InterClassica | Servicio de notificaciones | Contacto | RSS RSS | Twitter Twitter

Fundación Séneca Universidad de Murcia Campus Mare Nostrum

Copyright © 2006 - 2022 InterClassica - Universidad de Murcia
InterClassica utiliza eZ publish™ como gestor de contenidos.
 
 
Contenido
Temístocles

          1-20
               1
               2
               3
               4
               5
               6
               7
               8
               9
             10
             11
             12
             13
             14
             15
             16
             17
             18
             19
             20
        21-32