Página principal

 

  Biblioteca Séneca
  Incunables
  Siglo XVI
  Siglo XVII
Investigación
  Tesis
Divulgación
  Mapas
Didáctica
De interés



Búsqueda en InterClassica


Universidad de Murcia
Vidas paralelas - Pericles

 

¡Admirable hombre en verdad! no sólo por la blandura y suavidad que guardó en tanto cúmulo de negocios y en medio de tales enemistades, sino por su gran prudencia, pues que entre sus buenas acciones reputó por la mejor el no haber dado nada en tanto poder ni á la envidia ni á la ira, ni haber mirado á ninguno de sus enemigos como insufrible; y yo entiendo que sólo su conducta bondadosa y su vida pura y sin mancha en medio de tan grande autoridad, pudo hacer exenta de envidia y apropiada rigurosamente á él la denominacion al parecer pueril y chocante que se le dió, llamándole Olimpio . Así tenemos por digno de la naturaleza de los Dioses, que siendo autores de todos los bienes, y no causando nunca ningun mal, por este admirable órden gobiernen y rijan lodo lo criado: no como los poetas, que nos inculcan opiniones absurdas, de que sus mismos poemas los convencen, llamando al lugar en que se dice habitan los Dioses una residencia estable y segura, adonde no alcanzan los vientos ni las nubes, sino que siempre y por todo tiempo resplandece invariable con una serenidad suave y una lumbre pura, como corresponde á la mansion de lo bienaventurado é inmortal; cuando á los Dioses mismos nos los representan llenos de rencillas, de discordia, de ira y de otras pasiones, que áun en hombros de razon estarían muy mal. Mas esto sería quizá más propio de otro tratado. Por lo que hace á Pericles, los sucesos mismos hicieron muy luégo conocer á los Atenienses su falta y echarle ménos: pues áun los que miéntras vivia llevaban mal su poder por parecerles que los ajaba, luégo que faltó y experimentaron á otros oradores y demagogos, confesaban á una que ni en el fasto podia darse genio más dulce, ni en la mansedumbre más majestuoso; y se echó de ver que aquella autoridad un poco incómoda, á la que ántes daban los nombres de monarquía y tiranía, habia venido á ser la salvaguardia del gobierno: ¡tanta fue la corrupcion y perversidad que se advirtió despues en los negocios! la cual él habia debilitado y apocado, no dejándola comparecer, y ménos que se hiciera insufrible por su insolencia.


 
Volver
Inicios | Agradecimientos | Sobre InterClassica | Servicio de notificaciones | Contacto | RSS RSS | Twitter Twitter

Fundación Séneca Universidad de Murcia Campus Mare Nostrum

Copyright © 2006 - 2022 InterClassica - Universidad de Murcia
InterClassica utiliza eZ publish™ como gestor de contenidos.
 
 
Contenido
Pericles

          1-20
        21-39
             21
             22
             23
             24
             25
             26
             27
             28
             29
             30
             31
             32
             33
             34
             35
             36
             37
             38
             39