Página principal

 

  Biblioteca Séneca
  Incunables
  Siglo XVI
  Siglo XVII
Investigación
  Tesis
Divulgación
  Mapas
Didáctica
De interés



Búsqueda en InterClassica


Universidad de Murcia
Vidas paralelas - Pericles

 

Adelantábanse, pues, unas obras insignes en grandeza, é inimitables en su forma y elegancia, contendiendo los artífices por excederse y aventajarse en el primor y maestría; y con todo lo más admirable en ellas era la prontitud: porque cuando de cada una pensaban que apénas bastarían algunas edades y generaciones para que se viese acabada, todas alcanzaron en el vigor de un solo gobierno su fin y perfeccion. Justamente se dice de aquel mismo tiempo, que jactándose el pintor Agatarco de que con la mayor prontitud acababa sus cuadros, y habiéndolo oido Zeuxis, le replicó: «Pues yo en mucho tiempo;» porque realmente la agilidad y prontitud en las obras no les da ni solidez duradera, ni la gracia de estar bien acabadas; y por el contrario el tiempo y trabajo que se gastan en la ejecucion se recompensan con la firmeza y permanencia. Por lo mismo, era mayor la admiracion de que, siendo las obras de Pericles de durar largo tiempo, en tan breve se hubiesen concluido: porque cada una de ellas en la belleza al punto fué como antigua, y en la solidez todavía es reciente y nueva: ¡tanto brilla en ellas un cierto lustre que conserva su aspecto intacto por el tiempo, como si las tales obras tuviesen un aliento siempre floreciente y un espíritu exento de vejez! Todas las dirigia y de todas con Pericles era superintendente Fidias, sin embargo de que las ejecutaban los mejores arquitectos y artistas: porque el Partenon, que era de cien piés, lo edificaron Calicrates é Ictino; el purificatorio de Eleusis empezó á construirlo Corebo, y él fué quien puso las columnas del pavimento y las enlazó con el chapitel: por su muerte Metagenes Xipecio hizo la cornisa y puso las columnas altas; mas la linterna sobre el santuario la cerró Xenocles Colargueo. El muro prolongado, cuya idea dice Sócrates habia oido explicar al mismo Pericles, fué obra de Calicrates. Satirízala Cratino en sus comedias, como que iba con mucha pesadez:

Hace ya largo tiempo que Pericles
La está con sus palabras promoviendo;
Mas en la realidad nada adelanta.

El Odeon, que en su disposicion interior tiene muchos asientos y muchas columnas, y cuyo techo es muy inclinado y pendiente formado de sola una cúpula, dicen que se hizo á semejanza del pabellon del rey de Persia, disponiéndolo tambien Pericles; por lo que el mismo Cratino en su comedia Las Tracias , se burla de él en esta manera:

El Jove esquinocéfalo, Pericles,
Aquí viene trayendo en el celebro
El Odeon, alegre y orgulloso,
Porque del ostracismo se ha librado.
Efectivamente, engreído Pericles, entónces por la primera vez decretó que en las fiestas Panateneas hubiese certámen de música; y elegido por director del certámen, él mismo señaló qué era lo que los contendientes habian de tañer con la flauta, lo que habian de cantar ó tocar en la cítara: porque en el Odeon se dieron entónces y despues los certámenes y espectáculos de música. Los soportales del alcázar ó ciudadela se hicieron en cinco años, siendo el arquitecto Mnesicleo. Un caso maravilloso ocurrido miéntras se construían, dió indicio de que la Diosa, léjos de repugnar la obra, tomaba parte en ella y concurría á su perfeccion. El más laborioso y activo de los artistas tropezó y cayó de lo alto, quedando tan maltratado que le desahuciaron los médicos. Apesadumbróse Pericles, y la Diosa, apareciéndosele entre sueños, le indicó una medicina con la cual muy pronta y fácilmente le puso bueno. Por este suceso colocó en la ciudadela la estatua de bronce de Minerva saludable junio al ara, que se dice estaba allí ya ántes. Fidias hizo además la estatua de oro de la Diosa, y en la base se lee la inscripcion que le designa autor de ella. Tenía sobre sí puede decirse que el cuidado de todo y como hemos dicho, era el superintendente de todos los demas artistas por la amistad de Pericles; lo cual le atrajo envidia, y tambien la calumnia de que presentaba por mal término á éste las mujeres libres que concurrían á ver las obras. Tomaron por su cuenta este rumor los autores de comedias, y difamaron á Pericles de incontinente y disoluto; extendiendo sus calumnias hasta la mujer de Menipo, su amigo y subalterno en la milicia, y hasta la granjería de Purilampo, otro de sus amigos: criaba éste aves, y le achacaban que regalaba pavos á aquellas con quienes Pericles se divertía. ¿Mas quién se maravillará de que hombres satíricos de profesion sacrifiquen con las calumnias de los hombres más aventajados á la envidia como á un Genio maléfico, cuando el mismo Estesimbroto Tasio se atrevió á proferir una horrible y mentirosa blasfemia contra la mujer del mismo hijo de Pericles? ¡tan encontrada y opuesta parece que está la verdad con la historia! pues para los que vienen más tarde el tiempo pasado se interpone, y roba el conocimiento de los hechos; y las relaciones contemporáneas de las vidas y acciones, ó bien por envidia, ó bien por lisonja y adulacion, corrompen y desfiguran la verdad.


 
Volver
Inicios | Agradecimientos | Sobre InterClassica | Servicio de notificaciones | Contacto | RSS RSS | Twitter Twitter

Fundación Séneca Universidad de Murcia Campus Mare Nostrum

Copyright © 2006 - 2022 InterClassica - Universidad de Murcia
InterClassica utiliza eZ publish™ como gestor de contenidos.
 
 
Contenido
Pericles

          1-20
               1
               2
               3
               4
               5
               6
               7
               8
               9
             10
             11
             12
             13
             14
             15
             16
             17
             18
             19
             20
        21-39