Página principal

 

  Biblioteca Séneca
  Incunables
  Siglo XVI
  Siglo XVII
Investigación
  Tesis
Divulgación
  Mapas
Didáctica
De interés



Búsqueda en InterClassica


Universidad de Murcia
Vidas paralelas - Cleomenes

 

Llegaron estas nuevas á Cleomenes á la segunda vigilia de la noche; y haciendo llamar á Megistono le mandó con enfado que fuese al punto á dar socorro contra loo de Argos, porque él habia sido la principal causa de que Cleomenes se hubiera fiado demasiado de los Argivos, y quien le estorbó que no desterrase á los sospechosos. Enviando, pues, á Megistono con dos mil hombres, él se quedó en observacion de Antígono, y tranquilizó á los Corintios, diciéndoles que no habia sido cosa lo de Argos, sino un alboroto suscitado por unos cuantos. Mas sucedió que Megistono llegado á Argos murió en el combate, y los de la guarnicion se sostenían con gran dificultad, enviando continuos partes á Cleomenes. Temiendo, pues, no fuera que los enemigos se apoderaran de Argos, y tomándole los pasos talaran á su placer la Laconia y sitiaran á Esparta, que habia quedado sin gente, sacó al punto su ejército de Corinto, ciudad que perdió bien pronto, entrando en ella Antígono y poniendo guarnicion. Cayó sobre Argos con ánimo de escalar la muralla, para lo que reunió su ejército, que estaba en marcha; y habiéndose abierto paso por las bóvedas del Escudo , subió y se incorporó con los de la guarnicion, que todavía resistían á los Aqueos. Arrimando despues las escalas, tomó algunos puntos de la ciudad, y desembarazó las calles de enemigos, habiendo dado órden á los Cretenses de que usaran de las ballestas. Mas habiendo visto que Antígono bajaba desde las cumbres á la llanura con la infantería, y que ya los caballos corrian apresuradamente hácia la ciudad, desconfió de reducirla; y juntando toda su gente, bajó con entera seguridad, y se retiró resguardado de la muralla; y habiendo venido á cabo de grandes empresas en muy breve tiempo, y estando en muy poco el que en una vuelta, como quien dice, no se hubiera hecho dueño de todo el Peloponeso, tambien en un momento se le fué todo de las manos; porque de los aliados unos le abandonaron desde luégo, y otros hicieron despues entrega de sus ciudades á Antígono.


 
Volver
Inicios | Agradecimientos | Sobre InterClassica | Servicio de notificaciones | Contacto | RSS RSS | Twitter Twitter

Fundación Séneca Universidad de Murcia Campus Mare Nostrum

Copyright © 2006 - 2022 InterClassica - Universidad de Murcia
InterClassica utiliza eZ publish™ como gestor de contenidos.
 
 
Contenido
Cleomenes

          1-20
        21-39
             42
             43
             44
             45
             46
             47
             48
             49
             50
             51
             52
             53
             54
             55
             56
             57
             58
             59
             60