Página principal

 

  Biblioteca Séneca
  Incunables
  Siglo XVI
  Siglo XVII
Investigación
  Tesis
Divulgación
  Mapas
Didáctica
De interés



Búsqueda en InterClassica


Universidad de Murcia
Vidas paralelas - Cleomenes

 

Formada Argos, se unieron á Cleomenes inmediatamente Cleonas y Fliunte, y hallándose por suerte á este tiempo Arato en Corinto ocupado en la averiguacion de los que se decia laconizaban ó eran partidarios de los Lacedemonios, le llegó la noticia de estos sucesos, la que le causó gran sorpresa; y teniendo observado que la ciudad se inclinaba á Cleomenes, como por otra parte los Aqueos quisiesen tambien retirarse, convocó sí á junta á los ciudadanos; pero escabulléndose, sin que lo entendiesen, marchó á la puerta, y montando allí en un caballo que le trajeron, huyó á Sicione. Apresuráronse los Corintios á marchar á Argos para unirse á Cleomenes, tanto, que dice Arato haberse reventado todos los caballos, y que Cleomenes les hizo cargo de no haberle detenido, y haberle dejado escapar, mas que con todo fué en su busca Megistono de parte del mismo Cleomenes á que le entregara el Acrocorinto, porque habia en él guarnicion de Aqueos, haciéndole sobre ello instancias, y ofreciéndolo gran suma de dinero; á lo que le habia respondido que no era dueño de los negocios, sino los negocios de él: así lo dejó escrito Arato. Cleomenes salió de Argos, y agregando á su partido á los de Trecene, Epidauro y Hermione, pasó á Corinto, donde tuvo que circunvalar el alcázar, por no querer los Aqueos desampararle. Al mismo tiempo envió á llamar á los amigos y apoderados de Arato, y les dió órden para que se entregaran de su casa y su hacienda, y las tuvieran en buena custodia y administracion. Mandó asimismo en busca de éste á Tritumalo de Mesena, para hacerle la proposicion de que el Acrocorinto fuese guardado á un tiempo por Aqueos y Lacedemonios, y la particular oferta de una pension doble de la que recibia del rey Tolomeo. Mas como Arato se hubiese negado, y hubiese enviado á su hijo con otros rehenes á Antígono, haciendo decretar á los Aqueos que á éste serla á quien se entregase el Acrocorinto, en consecuencia Cleomenes invadió la Sicionia y la taló, y recibió en Dacliva la hacienda de Arato en virtud de decreto de los Corintios.


 
Volver
Inicios | Agradecimientos | Sobre InterClassica | Servicio de notificaciones | Contacto | RSS RSS | Twitter Twitter

Fundación Séneca Universidad de Murcia Campus Mare Nostrum

Copyright © 2006 - 2022 InterClassica - Universidad de Murcia
InterClassica utiliza eZ publish™ como gestor de contenidos.
 
 
Contenido
Cleomenes

          1-20
             22
             23
             24
             25
             26
             27
             28
             29
             30
             31
             32
             33
             34
             35
             36
             37
             38
             39
             40
             41
        21-39