Página principal

 

  Biblioteca Séneca
  Incunables
  Siglo XVI
  Siglo XVII
Investigación
  Tesis
Divulgación
  Mapas
Didáctica
De interés



Búsqueda en InterClassica


Universidad de Murcia
Tratados filosóficos - Sobre la felicidad (De vita beata)

 

Cuando se trata de la vida bienaventurada, no es justo me respondas lo que de ordinario se dice cuando se vota algún negocio: «Esto siente la mayor parte,» pues por esa razón es lo peor: porque no están las cosas de los hombres en tan buen estado que agrade á los más lo que es mejor; antes es indicio de ser malo el aprobarlo la turba. Busquemos lo que se hizo bien, y no lo que está más usado; lo que nos coloque en la posesión de eterna felicidad, y no lo que califica el vulgo, errado investigador de la verdad. Y llamo vulgo no sólo á los que visten ropas vulgares, sino también á los que las traen preciosas; porque yo no miro los colores de que se cubren los cuerpos, ni para juzgar del hombre doy crédito á los ojos; otra luz tengo mejor y más segura con que discernir lo falso de lo verdadero. Los bienes del ánimo sólo el ánimo los ha de hallar; y si éste estuviere libre para poder respirar y retirarse en sí mismo, ¡oh! cómo encontrará con la verdad, y atormentado de sí mismo confesará y dirá: «Quisiera que todo lo que hasta ahora hice estuviera por hacer; porque cuando vuelvo la memoria á todo lo que dije, me río en muchas cosas de ello: todo lo que codicié, lo atribuyo á maldición de mis enemigos. Todo lo que temí, ¡oh Dioses buenos! fué mucho menos riguroso de lo que yo había pensado. Tuve amistad con muchos, y del aborrecimiento volví á la gracia (si es que la hay entre los malos), y hasta ahora no tengo amistad conmigo. Puse todo mi cuidado en levantarme sobre la muchedumbre haciéndome notable con alguna particular calidad; ¿y qué otra cosa fué esto sino exponerme á las flechas de la envidia y descubrir al odio la parte en que me podría morder?» ¿Ves tú á estos que alaban la elocuencia, que siguen las riquezas, que lisonjean la privanza y ensalzan la potencia? pues ó todos ellos son enemigos, ó, juzgándolo con más equidad, lo podrán venir á ser; porque al paso que creciere el número de los que se admiran, ha de crecer el de los que envidian.


 
Volver
Inicios | Agradecimientos | Sobre InterClassica | Servicio de notificaciones | Contacto | RSS RSS | Twitter Twitter

Fundación Séneca Universidad de Murcia Campus Mare Nostrum

Copyright © 2006 - 2020 InterClassica - Universidad de Murcia
InterClassica utiliza eZ publish™ como gestor de contenidos.
 
 
Contenido
Sobre la felicidad (De vita beata)

          1-20
               1
               2
               3
               4
               5
               6
               7
               8
               9
             10
             11
             12
             13
             14
             15
             16
             17
             18
             19
             20
        21-32